Esa persona existe.

Existe. La persona que aún no sabías que estabas buscando te está esperando en algún sitio.
Puede que de tanto despedirte incluso hayas perdido la fe. Pero te puedo asegurar que ella existe. Existe. Mientras tú lees esto y vives de inercia, esa persona respira, sueña, hace yoga o macramé. Da igual. Puede que acabe de cambiar de pareja, puede que ya haya decidido abandonar la universidad. Y es que me da igual si te lo crees o no, porque la única verdad es que existe.

La persona que te querrá bonito, esa persona que te querrá bien. La media naranja mecánica dispuesta a triturar tu melancolía y comerse de un bocado tus prejuicios para desayunar. Ese tipo de apisonadora inclemente y emocional que acabe de un plumazo con tus yo nunca, que dé al traste para siempre con tus yo jamás.

Existe quien sea que te quiera y ese alguien está deseando hacerte bien. Existe alguien que no te juzgue continuamente, alguien que no se plantee nada más que estirar tu boca, que no está mal, para empezar. Hacerte latir con más fuerza. Darte la vida que a ella le sobra. Borrar tu nube, vencer tu mal. Dedicarte horas extras con tal de verte sanar. Mudarse contigo de estado de ánimo. Salir para siempre del por qué a todo y entrar definitivamente en el por qué no. Vivir relajados sin tensar el cómo. Estar en silencio y sentiros cómodos. Disfrutar cada vez que te vea disfrutar.

Aquella para la que te has estado preparando toda la vida. Aquella que dará sentido a todos tus fracasos. A tus rupturas absurdas. A tus noches en vela. A todos los días que has decidido olvidar. Aquella que no le importa qué tienes, ni qué has conseguido en la vida, sino simple y llanamente quién eres tú. Y ya está. Con tus defectos y sus virtudes. Con tus cosas malas y sus cosas buenas. Todo. Lo que sea. Es todo sí. Ella es sí, y ella existe, es tu sueño hecho realidad.

Ella existe y te está buscando.

De ti depende que os lleguéis a encontrar.

RISTO MEJIDE

 

Anuncios
Esa persona existe.

Te amé tanto que mientras me hacías daño… yo te consolaba

“Sencillamente así te amé, con un amor desmedido que me hizo olvidarme de mí y solo pensar en ti… Con un amor que espero no volver a sentir, porque me hizo desconocerme a mí misma, me hizo olvidarme de mis necesidades, me hizo no ver mi dolor, solo me preocupaba porque tú estuvieses bien, porque tu maltrato se justificara ante tus ojos y no sintieras pena por ti mismo, no sintieras que solo fuiste un cobarde incapaz inclusive de retener a tu lado a quien más te ha amado.

Ahora te veo, frente a mí y a pesar de conocer cada centímetro cuadrado de tu cuerpo, conocer el ritmo de tu respiración, no llego a reconocerte, no llego a apostar que fuiste aquella persona por la que me desvivía un tiempo atrás… Y sigues igual, estás idéntico, la misma mirada, quizás uno que otro signo de que los años no solo cambian nuestros sentimientos… pero lo que realmente cambió fue mi forma de mirarte, puedo decirte que no eres tan guapo como te veía, ni siquiera tan alto…

Pero así se idealiza, así se extraña, muchas veces a alguien que solo existe en nuestra mente, y no es más que nuestra imaginación creando el drama necesario para hacer más doloroso el olvido, para sumergirnos en la añoranza, donde lo malo no es tal y lo bueno sobresale.

Te puedo decir que estar contigo me cambió, me dio la fortaleza necesaria para enfrentarme y rescatarme de mi misma, que era quien estaba permitiendo y generando toda esa vivencia de amor desgarrado y desvirtuado. Ahora me puedo ver al espejo sin sentir lástima por soportar y justificar tanta infelicidad, por dar amor a quien no lo merecía y por no dármelo a mí misma.

Solo espero que tú hayas cambiado, que hayas aprendido a valorar, que hayas aprendido a amar, que hayas entendido mi loca forma de amarte y de cuidarte hasta de ti mismo. Y sí, para ser sincera… quisiera que me extrañases de cuando en cuando, que de tu boca se escapara alguna vez mi nombre, aunque solo tú lo escuchases o sencillamente que tu corazón se acelerara un poco con solo pensarme… Eso lo viví largo tiempo mientras mi amor por ti aún circulaba por mis venas, hasta que abrí los ojos para poder dejar de verte.”

tumblr_nvqx4vqcu01t5dwujo1_r1_540

Te amé tanto que mientras me hacías daño… yo te consolaba

Sonreír

“Cuando estás bien, jodidamente bien, es cuando empiezan a echarte en falta.
Cuando te quieren de vuelta.
Justo cuando te has levantado quieren volver para empujarte de nuevo.

Pero ya, por una jodida vez, es tarde para volver a querer lo que ya está roto.
Usado y sin arreglo.

Y solo puedo sonreír por haberlo conseguido.
Por haber sabido ser feliz, después de todo.
Por haber salido sola con un par de huevos.
Y, sobre todo, por haber dejado atrás lo que otras usarán pero yo ya no necesito.”

Sonia Vera

tumblr_nqbkpunyai1u7jt09o1_540

Sonreír

La electricidad de luna.

“Hay una cierta electricidad en la luna. Un pulso, una magia, una energía. Un trance de hechizo diferente al sol.

La luna es para las cosas ocultas, cosas hechas en las sombras y en la niebla. Bajo puentes y bajo las sábanas, es para los corazones alocados y las mentes despreocupadas. Es cuando los fugitivos corren y los niños se escapan de casa. Es cuando las chicas pierden su virginidad en asientos de cuero roto y los chicos se meten en problemas. Es cuando el sufrimiento se apodera de sus vidas y los solitarios buscan refugio.

Es cuando nos enamoramos, ese amor pasional, consumidor y resuelto que siempre se ve diferente a la luz del día.

Es cuando formamos remordimientos del día pasada y ese profundo odio hacia personas que nos hicieron daño. Es cuando nos ahogamos en nuestras lágrimas con profundos sollozos que solo pueden caer en oscuras almohadas.

La noche es d pasión. Es para el fanatismo, el romance y los problemas. Es cuando tu lado más tierno, auténtico y reprimido sale a jugar bajo los ojos libres de juicio de las estrellas.

Es para todas esas cosas que nunca soñarías hacer durante el día, bajo la mirada atenta del sol.”

Anónimo

 

La electricidad de luna.

La vida es ahora

dad91a4052c2e8dc431fc3bcf5afc6c4

Sostienen en sus manos bengalas rosas y azules, van corriendo, todo está lleno de humo, y nosotros estamos en medio, estamos embriagados por la música a alto volumen, por ser de noche y por sentir las estrellas sobre nosotros, nunca seremos más jóvenes que en este mismo instante.

Olvidé mis errores, olvidé quien fui, ni siquiera me conocía, pero ahora siento la sangre por mis venas, ahora estoy aquí y puedo ser quien yo quiera, esa es la magia de estar vivo, esa es la magia de ser joven, o simplemente la magia de estar aquí, ahora.

Los miro a todos, sonrío, no se dan cuenta del poder que tienen, que tenemos en nuestro interior, sinceramente, ni yo lo sé, pero es la forma de ver la vida, de soñar con los ojos abiertos, de tener la esperanza de que todo puede ser posible, que nada que valga la pena es fácil.

Hagamos lo mejor, seamos lo mejor, aquí, ahora, el ahora, todo lo que tenemos.

Seamos felices!

 

La vida es ahora

¿Qué harías si no tuvieras miedo?

Somos cerillas ardiendo, en menos de un segundo nos habremos apagado.

¿No hay veces en que te preguntas qué estás haciendo con tu vida? A veces estamos tan llenos de miedo, que no podemos ni verlo, estamos tan ciegos de miedo que chocamos con nosotros mismos, con nuestros miedos y dudas.

Y sí, tengo miedo, nunca estoy sola como puedes ver, tengo una gran compañía, siempre me acompaña hacía donde quiera que yo vaya, y me hace la zancadilla y me caigo mil y una vez. Tengo el alma entumecida, el corazón arrugado pero vibrando, tengo sangre en mis venas, y sueños y sueños y sueños rodando en mi mente, y son esos sueños lo que me alimentan, lo que me dan ganas de vivir, pero tengo miedo, y agacho la cabeza, y miro al infinito, y todo lo que soy y todo lo que podría ser muere. Y me pregunto, ¿todo este miedo morirá conmigo? ¿En serio?, ¿Dejaré este precioso mundo lleno de belleza y no podré haberlo disfrutado ni una sola vez? ¿No podré ni una sola vez poder coger un avión hacia esa ciudad llena de arte y de belleza? ¿No podré perderme entre sus calles? ¿Y tampoco podré perderme entre tus piernas mientras la luz de la luna se refleja en nuestra piel? ¿En serio que me quedaré aquí cruzada de brazos y no lucharé por lo que creo? Y es que el miedo nos coge del cuello y nos estampa contra la pared, nos ahoga, nos hace estar paralizados, nos hace llorar de angustia, de rabia, de quiero, pero no puedo, de puedo y quiero pero algo me tira hacía atrás, hay algo que hace que pierda mi equilibrio, pero pierdo eso, perdiendo a la vez todos mis sueños, y todo lo que soy y todo lo que quiero.

¿No hay veces que te preguntas como unas personas lo consiguen y otras no? Y no te preguntas por qué las ves y toda tu alma se remueve por dentro, por que sabes que en el fondo tú podrías ser uno más, y las ves, tan realizadas, tan satisfechas y llenas de orgullo y confianza al ver que han podido y siguen adelante, siempre consiguiendo algo, y sientes que cada meta conseguida es como un trofeo para si mismos. Y luego te miras a ti mismo, y te sientes tan lleno de ideas, pero tan vacío a la vez.

Y siempre entre unas cosas y otras te topas con la misma frase de siempre: “¿Qué harías si no tuvieras miedo?” Déjame decirle que me sentiría la persona más libre del planeta, porque tengo todo este miedo en mi interior, y sólo siento cadenas entre mis pies.

tumblr_m67b1gzLlg1qzn4kzo1_540

¿Qué harías si no tuvieras miedo?